Blog

La empresa puertorriqueña Quality Water Service se fundó hace 10 años, en el mes de octubre del año 2008, con un claro compromiso con la conservación del ambiente. Parte de la misión que los define, es el aportar a la reducción de los desechos de plástico en Puerto Rico, principalmente del que proviene del uso de los botellones de agua de 5 galones y de las botellas de agua en general.

El hecho que el ciudadano promedio en Puerto Rico genera aproximadamente 6 lbs de basura al día, un total de 6mil toneladas diariamente, de acuerdo a estadísticas de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), y que actualmente en el país se recicla a penas de un 15% de todo esto, hace que el uso del dispensador de agua sin botellón (POU), sea vital en el conjunto de esfuerzos dirigidos a frenar la contaminación con plástico de nuestros mares, ríos, terrenos y demás recursos naturales.

En el 2018, el administrador regional de la EPA, Pete López, indicó que “Hay que buscar la manera de reducir la cantidad de residuos que llega a los vertederos”. Al momento en Puerto Rico operan 29 vertederos y solo 10 cumplen con las leyes y reglamentos ambientales aplicables. De los 19 que operan en incumplimiento ambiental, 13 tienen órdenes de cierre de la EPA.

Se estima que en el mundo, alrededor de 10 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos cada año. Como consecuencia, actualmente existen 5 islas de plástico en los distintos océanos, de los que tanta vida marítima depende.

Por ejemplo, para las aves marinas, peces y otras criaturas del mar más grandes, como tortugas, delfines y focas, el peligro surge por enredarse en desechos de plástico y otros, o confundir el plástico con la comida. En una encuesta reciente de la Universidad de Plymouth, Reino Unido, se descubrió que se encontró plástico en un tercio de los peces capturados en ese país, incluidos el bacalao y el marisco. Por lo tanto, cabe la posibilidad de consumirlo en nuestros propios alimentos, sin saberlo.

Para el 2050, se espera que la capacidad de almacenaje del océano se invierta al contener más plástico que peces, de acuerdo a un reporte del World Economic Forum (WEF) de octubre de este año.

En contraste, solo en lo que va de este año 2018 y coincidiendo con su 10 aniversario de servicio en PR, QWS en conjunto con las empresas a quienes les sirven, han contribuido a la eliminación del uso de aprox. 25,200 botellones de agua de 5 galones semanales, o el equivalente 90.8 toneladas al mes. Totalizan 1.9 millones de toneladas de plástico al año.

Una de las contribuciones que más les satisface en estos primeros 10 años ha sido la eliminación de más de 5 millones de toneladas de plástico en Puerto Rico, el equivalente a 328 lbs por dispensador cada semana, de forma continua, que no llegarán a afectar a nuestro medioambiente. Una aportación muy significativa a nuestro ecosistema, gracias a todas las empresas conscientes con el ambiente, que han compartido la visión y les han brindado con la oportunidad de servirles.

En el futuro inmediato, QWS planifica continuar ampliando su aportación a la eliminación del plástico, junto con entidades y organizaciones a nivel local y mundial, encaminando la misión y la visión que les define y alineados con los planteamientos de la ONU, entre muchos otros, con relación al calentamiento global, en la que la producción del plástico PET y la transportación de botellones y botellas de agua en barcos, camiones y otros, recae gran responsabilidad (por las emisiones de CO2 o dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero), y provocan lo que se conoce como el Calentamiento Global.

Establecida en el 2008 Quality Water Service ha sido pionera en la industria de dispensadores de agua sin botellón, operando miles de dispensadores alrededor de Puerto Rico, Colombia y Chile. Sus estándares de calidad en el agua, alto nivel de servicio y su compromiso con el ambiente redundan en beneficios inmediatos para clientes y consumidores, mientras consumen agua pura y segura.