Blog

Conozca su Nivel de Hidratación

 

Se escucha mucho decir que todos necesitamos ingerir 8 vasos de agua de 8 onzas pero, ¿Será esto cierto? La realidad es que dicha cantidad es solo una guía general ya que la misma puede variar de acuerdo a la edad, la estatura, el peso, el nivel de actividad física y otros factores como los ambientales. Una persona de baja estatura y delgada no necesita tomar la misma cantidad de agua de un baloncelista que entrena a diario o semanalmente. De igual forma, personas que viven en climas tropicales no necesitan ingerir la misma cantidad requerida por las personas que viven en ambientes templados. Al ser diferente, es importante que podamos evaluar si estamos logrando reponer toda el agua que perdemos con el fin de mantener un balance a nivel corporal.

Como se muestra en la imagen, la ingesta de agua debe compensar las pérdidas que tenemos. ¿Cómo lo logramos? Podemos obtener cerca de un 15% a partir de alimentos ricos en agua como las frutas y los vegetales. Ejemplos de los mismos son las fresas, el melón de agua, las berries, la piña, el tomate, el chayote, el pepinillo y la berenjena. Los pescados y la leche, al igual que el mantecado y el yogur se unen a la lista de los alimentos con alto contenido de agua.

IMPORTANTE:

Aunque podemos obtener un porciento de agua a partir de los alimentos, cerca de un 80% debe ser a partir de los líquidos en sí mismos como el agua y otras bebidas.

Cuando no se ingiere la cantidad de agua necesaria para mantener el balance, ocurren dos procesos fisiológicos.

1. Aumenta la sensación de sed- lo cual indica ya cierto grado de deshidratación.

2. Disminuye la eliminación renal- para mantener los procesos corporales, los riñones retienen el líquido y provocan una orina más concentrada y oscura. De este modo, si la orina se parece al jugo de manzana, la hidratación en el cuerpo es inadecuada. Por el contrario, una orina del color de una limonada indica una hidratación correcta.

 

Otro de los indicadores que podemos utilizar para evaluar nuestro nivel de hidratación es basado en la frecuencia con que vamos a orinar. De forma saludable, se espera que una persona orine de siete a ocho veces al día.

¿No se hidrata bien?

1. Intente aumentar la cantidad poco a poco.

2. Sustituya sus bebidas del día por agua.

3. Tome agua aunque no sienta sed. Está comprobado que tomamos mayor cantidad si mantenemos un envase o vaso al lado de nosotros.

4. Añada hierbas, raíces o frutas. Mi combinación preferida es limón con jengibre. Ambas no le aportan prácticamente nada de calorías y sí una carga de sabores.

Una hidratación correcta nos ayuda a sentirnos mejor. No espere ni un minuto más para comenzarlo hacer. ¡Les garantizo que se sentirán increíble!

Lcda. Natalia Delgado, LND, EDPR, CMGI, CMCP, MNOCC
Nutricionista-Dietista