Blog

¿Verano cerca? Luce tu traje de baño tomando agua.

 

¿Cuántos no hemos anhelado el verano para tomar unas pequeñas vacaciones? Separamos el boleto aéreo o nos decidimos por algo más sencillo dentro de un ambiente de playa, piscina o río. Todo está listo excepto… cuando nos medimos el traje de baño y nos damos cuenta de esos rollitos que alteran un poco la imagen que queríamos proyectar. Si te sientes identificada o identificado, quiero que sepas que puedes alcanzar tu peso corporal deseable aumentando el consumo de agua.

¿Tomando agua? ¡Si! Por mucho tiempo se ha escuchado decir que al momento de hacer una dieta debemos tomar agua en sustitución de otras bebidas como el café, las sodas o las bebidas deportivas, lo cual es totalmente cierto. El agua no contiene calorías, disminuye el apetito y nos da sensación de llenura. Por eso las personas que utilizan agua como bebida principal, logran tener un peso corporal más saludable comparado con aquellas que no lo hacen. Veamos una comparativa.

 

 

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón y a la Academia de Nutrición y Dietética, las mujeres deben evitar un consumo de azúcar añadida por encima de las seis cucharaditas al día y lo hombres, por encima de las 8 cucharaditas. Con un vaso de refresco o jugo de ocho onzas llegamos casi al límite de esta recomendación, lo que puede fomentar un aumento en los niveles de triglicéridos y por supuesto, afectar nuestro peso corporal.

¡Pero ahí no queda la historia! Conoce cómo el agua puede ayudarte a alcanzar un peso saludable.

1. Ayuda a disminuir el hambre- en muchas ocasiones pensamos que tenemos hambre porque nos sentimos con el estómago vacío, pero ¡ojo con esto! Puede ser una señal de que nuestro cuerpo necesita más agua. Así que antes de correr a comer algo, intenta tomar un rico vaso de agua pues además de darnos sensación de llenura previene que sobre comamos.

Un estudio de la Universidad de Oxford, (2015) encontró que un grupo de personas obesas lograban bajar cerca de 3 lbs cuando tomaban 16 onzas de agua antes de sus comidas, por dos semanas consecutivas.

2. Nos brinda energía- ¿Alguna vez has tenido la necesidad de parar el trabajo para poder despertarte con un café o refresco? Nuevamente, alerta con eso. Nuestro cerebro es 75% agua. Cuando el nivel de hidratación baja, nos podemos sentir cansados, poco alertas y hasta con sueño. El tomar café o refresco contienen cafeína, el cual es un estimulante que nos puede ayudar a despertar momentáneamente pero no solucionar los síntomas relacionados a la necesidad de tomar agua.

3. Puede acelerar el metabolismo- el cuerpo convierte el alimento en glucosa o energía para mantener la temperatura de nuestro cuerpo, la respiración y el funcionamiento de nuestros órganos. Cuando el cuerpo está en reposo (sin ningún tipo de actividad física) ese consumo de energía se conoce como metabolismo basal. Ante la ausencia de actividad física, es más difícil bajar o mantener nuestro peso corporal. Eso seguramente lo sabía. Lo que tal vez desconocías es que tomar agua puede ayudarte a acelerar el metabolismo.

Un estudio publicado por la Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo demostró que el gasto metabólico puede aumentar hasta un 30% luego de tomar cerca de 16 onzas de agua. De esta forma, la investigación concluyó que tomar 2 litros de agua al día puede quemar alrededor de 200 calorías. (Journal of Endocrinology & Metabolism. 2003 Dec;88(12):6015-9.)

4. Te da mayor resistencia durante los entrenamientos- estar bien hidratado ayuda a retrasar la fatiga durante la actividad física, mejorando tu resistencia durante ella.

¡No esperes más! Si quieres lucir tu traje de baño para ésta y las siguientes vacaciones, te invito a tomar agua. Te aseguro que no te arrepentirás.